Masaje Excitante
¿Cómo Hacer un Masaje Excitante?
24 de junio de 2016  |   Masajes Eroticos Balneario Natura Spa Madrid Centro  |   0

¿Cómo Hacer un Masaje Excitante?

Recibir un Masaje Erotico Madrid excitante puede ser una optima idea para calentar el ambiente antes del sexo. Puedes pensar que para hacer un masaje erotico hacen falta técnicas difíciles, pero en realidad, cualquier estímulo sensorial realizado en las zonas adecuadas, aplicando suavidad y cierta intensidad, en ciertos momento puede provocar sensaciones indescriptibles y llevar a tu pareja a la locura.

No creas que es imposible excitar a tu pareja sólo con las manos. Es una de las partes del cuerpo más funcionales y pueden ser importantes aliadas no solo en los preliminares, pero también durante el sexo. Si estás dispuesto a entender y aprender la importancia de un masaje excitante, acompaña en este post cómo puedes tornar tu relación más placentera con pequeños trucos.

Beneficios del Masaje Excitante

El masaje es realizado ha mucho tiempo por poblaciones de varias partes del mundo, no solo con el objetivo de proporcionar placer, pero también para aliviar el estrés y el cansancio. En realidad, el masaje surgió con el intuito de disminuir los problemas y las cargas que las personas acumulan gracias al ajetreo del día a día.
Sin embargo, con el tiempo y la práctica, nos hemos dado cuenta que los beneficios del masaje superaban la reducción del estrés y que la relajación tenía una directa relación con el placer. Cuando el cuerpo está relajado y la mente despejada, las personas están más propensas a sentir el contacto físico más plenamente. Cada toque es cómo una descarga eléctrica que genera placer, además de aumentar la intimidad entre la pareja.

La idea, al realizar un masaje excitante, es crear un ambiente agradable que ultrapase las esferas de lo sensorial y lo físico para que la pareja masajeada se sienta en otro universo, libre de lo material. El contacto con las partes íntimas del cuerpo de tu pareja puede ser muy sensual, a la vez que sirve para disminuir tensiones en la relación de pareja y proporcionar una vida sexual más saludable.

¿Cómo hacer un masaje excitante?

Para hacer un masaje excitante, antes de nada, debes crear un ambiente relajado y agradable. De nada sirven las prisas. Para ello, además de asegurarte de que estáis conectados en una misma sintonía, sin indisposiciones, debes ocuparte de la ambientación.

La ambientación

Elige una habitación específica y transfórmala. Decore el local con las cosas que más te agraden, como pétalas de rosa, arreglos de flores perfumadas, almohadas decoradas y estampadas, inciensos, música suave de fondo y recuerda separar un aceite de masaje con olor discreto para no distraer.

Invitación inesperada

Una vez todo el ambiente esté dispuesto, invita a tu pareja a que se quite la ropa y se tumbe en la cama. La pareja puede quedar en ropa interior o envuelta en una toalla, cómo más a gusto esté. También podéis quedar los dos desnudos, para crear más intimidad uno con el otro. Asegúrate que la temperatura de la habitación sea agradable, ni muy cálida ni muy fría será lo ideal. Por ello, si tienes aire acondicionado en la habitación, regule a una temperatura amena.

Además, preocúpate de desenchufar todos los aparatos tecnológicos, una llamada o visita inesperada puede echar todo a perder. Evita cualquier tipo de interrupción cortando los mecanismos de comunicación. Desenchúfalos de verdad, cualquier mensaje que llegue puede convertirse en un baño de agua fría en vosotros.

Para iluminar lo ideal son las luces de las velas, nada de iluminación artificial. Las velas transmiten sensualidad y contribuyen al aroma, en el caso de que las elijas aromáticas, además de proporcionar una luminosidad de baja claridad.

¿Dónde hacer el masaje?

La cama suele ser la elección más común para realizar un masaje excitante, pero no es la única opción. Se puede realizar un masaje excitante en el sofá del salón, en una bañera o en el suelo, cubierto con un edredón y almohadas, ya que ofrece más libertad a lo movimientos, os quita de la rutina y evita problemas que la cama puede traer si es muy blanda.

Elección de la postura

La mejor postura para un masaje excitante es que la pareja se ponga boca abajo. Preocúpate que ambos estéis tranquilos, pues la respiración debe ser pausada y no frenética. Por más excitados que estéis, procurad controlaros.
Calienta las manos para no causar un chock térmico con su cuerpo. Flote las manos para dejarlas templadas. Coloca una buena cantidad de aceite en las manos y empieza. Siéntate sobre tu pareja con la espalda recta. Te puedes sentar en su culo, de vez en cuando, recostarte en su torso para que sienta el contacto con tu cuerpo.

Paso a paso

Al iniciar el masaje excitante, puedes también susurrarle ciertas frases al oído para estimular todavía más sus cinco sentidos. Masajea su espalda de arriba abajo con movimientos circulares y cambiando a menudo de intensidad, principalmente sobre su columna vertebral. El cuello y hombros no deben ser olvidados. Masajea con cuidado y suavidad estas partes.
Masajea los pies y tobillos. Es importante mantenerte en contacto con su cuerpo todo el tiempo, ya que cualquier parón puede desestimularle. Puedes también echar aceite sobre tu cuerpo para masajearle con tus pechos, barriga, piernas y muslos.
De esta forma, basta con echarte sobre su cuerpo y flotarte suavemente. Deslice sobre su cuerpo para que sienta el contacto erotico con intensidad. Si estás completamente desnud@, puedes abrirte de piernas y sentarte sobre tu pareja con una pierna de cada lado para sienta el calor de tu cuerpo y el contacto con tus genitales.