¿Sabías que utilizando correctamente las manos puedes llevar a tu chica al séptimo cielo? Las palmas de tus manos y las yemas de tus dedos son herramientas fundamentales para excitar y poder subir la temperatura antes de pasar a la acción. Por ello, si quieres aumentar tu creatividad sexual no debes obviarlas. A continuación, te damos los mejores consejos para excitar a una mujer con las manos. ¿Quieres saber más? ¡Manos a la obra!

Masaje erótico

Uno de los mejores métodos para excitar a una mujer con las manos es realizándole un masaje erótico, y es que tanto las manos como los dedos son un instrumento perfecto para dar placer y aumentar el deseo. Los masajes eróticos contemplan distintas técnicas:

Deslizamiento

Se trata de un masaje rudo, pero tremendamente erótico, aunque simplemente se aplica en la espalda. Tu pareja, desnuda, deberá tumbarse boca abajo y tú sobre ella. Después, coloca tus manos en sus glúteos, con los dedos apuntando hacia su cabeza. En esta posición, deberás recorrer su columna con tus manos. ¡Sensual y muy excitante!

Palmas de las manos

Otra técnica para dar este masaje placentero y excitante es realizar movimientos circulares con las palmas de las manos, aplicando distintos grados de presión. Este tipo de masaje puedes realizarlo por todo el cuerpo.

Masaje con los pulgares

Utiliza los pulgares en la parte baja de la espalda para realizar movimientos cortos y rápidos a lo largo del glúteo y la cintura. Después, recorre el lado derecho hasta llegar a los hombros y hazlo también con el izquierdo. ¡Suavemente!

Levantamiento de cadera

Para realizar este sensual mensaje debes deslizar las manos desde los hombros hasta los glúteos. Después, pásalas por debajo de su cadera y tira un poco hacia su cuerpo, levantándolo. Repite varias veces el movimiento.

Masaje en el abdomen

Utiliza tus manos con delicadeza para poner el foco sobre su abdomen y realiza pequeños círculos con los dedos. Después, usa la palma de tu mano para dar un masaje en la parte externa del vientre.

Dibuja su cuerpo

Las caricias son un motor de excitación. Si quieres que tu chica se derrita al tacto, te animamos a sacar tu lado más creativo para tocarla. Para que pueda experimentar distintas sensaciones, puedes convertirte en un pintor y ella en tu lienzo. La idea es deslizar tus dedos por todo su cuerpo, por cada borde, por cada pliegue. Ellos serán la guía y deberás ir moviéndolos como si dibujaras sobre su piel.

Empieza recorriendo el rostro, bajando por el cuello, el abdomen, las piernas, los pies… Juega con sus hombros, sus labios, sus brazos, sus manos y su espalda… Y deja las zonas más erógenas como los pezones o el clítoris para el final. La idea es que los dedos mantengan un contacto ligero, suave y sensual con su piel. ¡La excitarás muchísimo!

Caricias en los senos

Los pechos es una de las partes que más pueden excitar a una mujer, pero debes saber tocarlos de la manera adecuada para estimularlos correctamente. Para saber cómo hacerlo, no hay nada mejor que preguntarle a ella misma. A algunas mujeres les gusta que los aprieten con fuerza y a otras que los traten con delicadeza y mucha suavidad. Lo importante es ponerle cariño y prestarles atención.

Masajea su zona íntima

Empieza por el monte de Venus, sigue por los labios mayores y menores, el Hélix (una zona de transición entre el clítoris y los labios menores muy sensible) y finaliza en el clítoris. Acaricia, presiona y juguetea con tus manos y dedos para hacerla volar.

AUTOR

Natura Spa

FECHA

septiembre 22, 2021

CATEGORÍA
COMPARTE

Artículos relacionados