masaje tántrico
¿Cuáles son los beneficios del masaje tántrico?
10 Febrero, 2016  |   Masajes Eroticos Balneario Natura Spa Madrid Centro  |   0

masaje tántrico

masaje tántrico

Un masaje tántrico consiste en una técnica de estímulos corporales que tiene cómo objetivo la expansión de la energía orgásmica, desarrollando el carácter terapéutico del placer. El masaje tántrico no debe ser confundido con sexo. Su finalidad es provocar estímulos novedosos al cuerpo, rompiendo paradigmas y preconceptos relacionados con la sexualidad de una persona.

El masaje tántrico tiene cómo objetivo provocar una reconfiguración de la sexualidad, creando nuevos puertos de comunicación a las sensaciones de placer y expandiendo la sensibilidad. Guarda una relación encontrada con traumas y bloqueos de una persona, relacionados con la forma de encarar el sexo y el propio cuerpo.

El masaje tántrico tonifica los músculos genitales, mejorando la erección, en el caso del hombre, convirtiéndola en más fuerte y duradera. Mujeres y hombres experimentan orgasmos más intensos, duraderos y múltiples.

¿Cómo se hace?

El masaje tántrico se hace a través de toques con el fin de despertar sensaciones orgásmicas diferentes del sexo. Para probar el masaje tántrico en tu pareja, tus manos y otras partes de tu cuerpo deben estimular zonas sensitivas como muslos, espalda y pies, zonas erógenas como la ingle, nalgas y orejas, procurando causar sensaciones distintas a la penetración.

Un ambiente relajado, a media luz y con música tranquila, puede ayudar a despertar sensaciones. Estimula todos los sentidos de tu pareja sin prisa de llegar al acto sexual, para que esta experiencia sea lo más placentera posible.

El masaje es muy beneficioso para la vida amorosa de la pareja. Nos proporciona una nueva forma de conectar con el cuerpo de nuestra pareja, proporcionando una aumento de intimidad y de complicidad, resaltando el placer que proporciona uno al otro.

Potencia la química existente en una relación, ya que proporciona una forma diferente de conocerse, de descubrirse. Estrecha los lazos de afectividad entre la pareja. La sexualidad es más fluida y placentera.